ORGANIC SILICIA & DMAE Solución Reafirmante

slide ORGANIC SILICIA Y DMAE

Activos: DMAE – Silicio Orgánico

El silicio orgánico es un componente estructural del tejido conectivo que forma parte de importantes macromoléculas como la elastina y el colágeno. Induciendo el control y la proliferación de los fibroblastos, este principio activo favorece la regeneración de las fibras elásticas y colagenosas.

El silicio orgánico mantiene también la epidermis hidratada, reafirmando y reforzando la piel, además de actuar como antioxidante para prevenir de forma activa la aceleración del envejecimiento prematuro. Es un estimulador y regulador de los fibroblastos y es efectivo en la prevención del envejecimiento, la destrucción de los radicales libres y la hidratación. Por otro lado, el silicio normaliza el metabolismo celular, es un regenerador de tejido y ayuda en la reducción de celulitis. Una carencia de silicio implica la desestructuración de tejido conjuntivo.

En la microcirculación, el silicio modifica los capilares venosos y la permeabilidad linfática, en el tejido adiposo estimula la síntesis de CAMP así como la hidrólisis de triglicéridos.

Siendo un precursor de la cetilcolina, un neuromediador que juega un papel importante en la piel, el DMAE o norcolina comenzó a ser utilizado para producir un efecto de levantamiento en la piel, mas conocido como “lifting”. Los queratinocitos, los fibroblastos, los miofibroblastos, las células sudoríparas y los endoteliales contienen receptores de membrana y responden a la acetilcolina.

El efecto reafirmante del DMAE da lugar a un estímulo colinérgico de los receptores de membrana de los fibroblastos que estimula la concentración progresiva de los miofilamentos de su citosol. Además, el DMAE también tiene efectos antiradicales y antifuscínicos, ya que repara el entrecruzamiento proteínico (colágeno y elastina) de la zona. Consecuentemente, la acción del DMAE resulta en una combinación sinérgica de efectos a diferentes niveles: tensión celular en células dérmicas no musculares, cohesión y desplazamiento de queratinocitos, hidratación y elasticidad del estrato córneo, mejor nutrición y defensa de la piel, antioxidación y uniformidad de la piel. Actúa rápidamente y tiene un efecto prologando.